Tecnología

En estos últimos meses he cambiado de ciudad y este nuevo cambio me ha hecho reflexionar como la tecnología ha cambiado nuestra vida y como procesos que antes llevaban mucho trabajo ahora son cada vez son más sencillos. Gracias a internet ya no hay distancias y podemos informarnos sobre un lugar mucho antes de vivir en él. Con el correo electrónico podemos contactar con las personas que residen en ese lugar y preguntar sobre las condiciones de vida en el mismo. En la mayoría de las grandes ciudades del mundo hay una lista del tipo New to Madrid por ejemplo, donde los recien llegados pueden compartir información.
Pero, la ayuda de la tecnología no para ahí, con Google Maps y sistemas similares podemos ver la ciudad y dentro de la misma, si tenemos un smartphone podemos saber inmediatamente donde nos encontramos. La tecnología nos permite iguamente hacer micropagos de manera cómoda, ya sea con el móvil pagando en una tienda o con la tarjeta de crédito al entrar en un autobus.
Igualmente, la tecnología nos permite que las llamadas telefónicas sean cada vez más baratas, comprando tarjetas telefónicas o con compañías de bajo coste como Lebara o gratis, gracias a Skype.
Y sobre todo la tecnología nos permite estar en contacto con nuestro entorno por lejos que estemos de él.  Facebook y las redes sociales nos permiten estar en contacto con nuestros familiares y amigos, o recuperar el contacto con aquello que lo habíamos perdido.  Como dijo Enrique Dans, Todo va a cambiar.